El audaz

El audaz (mil ochocientos setenta y uno), relata la historia de Martín Muriel, personaje formado en las ideas revolucionarias provenientes de tierras francesas, que procurará incesantemente la venganza que no pudo efectuar su padre ante las intrigas de las que fue víctima.

Ubicada la acción en mil ochocientos cuatro, Martín asimismo intentará encontrar a su hermano, Pablillo, del que solo sabe que fue acogido por el conde de Cerezuelo, una de las personas que persiguió el fin aciago de su padre.

En este peregrinar, Martín Muriel se hallará con multitud de personajes: Susana Cerezuelo, hija del conde, y con la que tendrá un acercamiento, previsiblemente por venganza; Lorenzo Segarra, mano derecha del conde, y auténtico causante de las penas del padre de Muriel; el tío Genillo, el único que veló por el bienestar de Pablillo en la casa del conde; o bien Leandro, amigo de Martín y que intentará sostener un amorío con la hija de Doña Bernarda.

El audaz
  • Perez Galdos, Benito (Author)


Bueno, qué puedo decir de Galdós sin sonar repetitivo… Segunda novela que publicó, y de nuevo impresionante.

De la misma manera que ocurre con La fontana de oro, hay un porcentaje esencial de contenido político (en este caso, todo vira cerca de una conspiración contra Godoy).

A partir de esa historia, brotan multitud de personajes: desde el orate que dice alguna verdad hasta el cuerdo que se vuelve desquiciado, pasando por los instigadores de la revolución, los fernandistas, la aristócrata titubeante que se relaciona con el pueblo, el personaje liso que odia a las clases altas, los clérigos que quieren conservar (o acrecentar) sus privilegios, los religiosos que desean un cambio en favor de la nación…

Construcción de los personajes

 Reseñar a cada personaje sería muy largo, al ser muchos y sufrir todos una evolución en la novela.

Si bien se puede resaltar a Martín Martínez de Muriel, probablemente el principal protagonista, con una filosofía revolucionaria moderada; Susana de Cerezuelo, hija de un conde que agrada de mezclarse con las clases populares y admirará el carácter insolente de Martín; Miguel de Cárdenas, hermano del Conde de Cerezuelo, que pretenderá heredar los títulos y riquezas de su hermano; o bien Buenaventura Rotondo, que jugará con una doble identidad para entrar en las casas más populares.

El final, pasmante. Podría haber acabado de muchas formas mas, personalmente, creo que es el atinado.

Como siempre, la evolución y el desenlace de la historia están muy marcados por la ideología galdosiana y su manera de concebir las clases sociales y los procedimientos para lograr los cambios.

Grande Galdós.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad